NASA, California Institute of Technology, and Jet Propulsion Laboratory Page Header Title

  • The Contents
  • The Making of
  • Where Are They Now
  • Frequently Asked Questions
  • Q & A with Ed Stone

golden record

Where are they now.

  • frequently asked questions
  • Q&A with Ed Stone

The Golden Record

Pioneers 10 and 11, which preceded Voyager, both carried small metal plaques identifying their time and place of origin for the benefit of any other spacefarers that might find them in the distant future. With this example before them, NASA placed a more ambitious message aboard Voyager 1 and 2, a kind of time capsule, intended to communicate a story of our world to extraterrestrials. The Voyager message is carried by a phonograph record, a 12-inch gold-plated copper disk containing sounds and images selected to portray the diversity of life and culture on Earth.

Golden Record

  • Perú vs. Chile .
  • Retiro AFP .
  • Dina Boluarte .
  • Francia vs. Países Bajos .
  • Copa América .
  • Dólar hoy .
  • Aduanas remates .
  • Horóscopo .
  • Dólar BCV .
  • DolarToday .
  • ÚLTIMAS NOTICIAS
  • ESPECTÁCULOS
  • CINE Y SERIES
  • Últimas Noticias

El contenido de los discos de oro que las sondas Voyager entregarán a los extraterrestres

Estos son los saludos en 55 idiomas, sonidos de nuestro planeta y músicas autóctonas (incluida la peruana) que se enviaron con las naves hace 45 años y ahora están saliendo del sistema solar..

En los discos de oro de las naves Voyager existe un amplio registro de datos, pero hay un dilema: ¿podrán interpretar los alienígenas interpretar las señales?. Foto: Wikimedia Commons

Verano boreal de 1977. El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA , en agosto y setiembre, daba los vistos buenos para que las sondas Voyager 1 y 2 fueran enviadas a las afueras de nuestro planeta desde el Centro Espacial Kennedy en Cabo Cañaveral (Florida) a bordo de un cohete Titan IIIE. Cada una de las naves iba acompañada por discos de oro , en cuyos códigos se resume la esencia de la humanidad como especie. Se espera en algún momento de la épica travesía —las expectativas no terminan— que al menos una raza extraterrestre decodifique el flujo de mensajes.

El astrónomo y divulgador científico Carl Sagan (1934-1996) —también conductor de la famosa serie documental Cosmos: un viaje personal (1980)— presidió un comité junto con científicos de la agencia espacial estadounidense en la Universidad de Cornell (New York). A partir de esas reuniones, se estableció el diseño de los discos para decirle al cosmos que en un punto azul pálido, como llamaba el autor del libro Contacto a la Tierra, había vida y una estupenda diversidad cultural.

Sagan sostuvo que la nave solo sería encontrada por seres capaces de viajar en el espacio interestelar, de los cuales, hasta el día de hoy, no tenemos pruebas de existencia. Comparó a las Voyager con “botellas” dentro del océano cósmico , que dicen “algo muy esperanzador” sobre el planeta que habitamos.

Una cubierta bañada en oro de los discos de las Voyager. Foto: NASA

Una cubierta bañada en oro de los discos de las Voyager. Foto: NASA

PUEDES VER: Elon Musk revela en estremecedor video cómo llevará humanos a Marte con su meganave Starship

Jimmy Carter, el trigésimo noveno presidente de los Estados Unidos (periodo de 1977 a 1981, en plena tensión oscilante de la Guerra Fría), expresó en ese entonces que los discos de cobre bañados en oro eran un regalo de un mundo pequeño —la Tierra—, una muestra de nuestros sonidos, la ciencia, imágenes de todo tipo, música, y los pensamientos y sentimientos.

“Estamos intentando sobrevivir a nuestro tiempo para poder vivir en el suyo”, había añadido el político estadounidense del Partido Demócrata, dirigiéndose a los remotos seres que podrían interceptar la Voyager 1 o 2 , método únicamente ensayado cuando compusieron las placas de las sondas Pioneer 10 y 11, lanzadas a la exploración del abismo universal en 1972 y 1973, respectivamente.

Esta ilustración muestra las posiciones aparentes de las Voyager superando la heliosfera, zona bajo la influencia del viento solar y su campo magnético. Foto: NASA / JPL-Caltech

Esta ilustración muestra las posiciones aparentes de las Voyager superando la heliosfera, zona bajo la influencia del viento solar y su campo magnético. Foto: NASA / JPL-Caltech

Los saludos de la Tierra dentro de las Voyager

Los miembros del comité liderado por Carl Sagan incluyeron 55 saludos —56 si se suma el mensaje proferido por la Secretaría General de la ONU— en idiomas distintos para que quienes intercepten el mensaje se maravillen con nuestros códigos de comunicación oral. El problema es que ante el gran collage de culturas, los extraterrestres podrían confundirse y hacer interpretaciones banales. A ciencia cierta, no conocemos sus costumbres de vida ni el funcionamiento de sus mentes.

En los 55 saludos figuran lenguas europeas (francés, galés, alemán, español, checo, húngaro, inglés italiano, neerlandés, polaco, portugués, rumano, serbio, sueco, turco y ucraniano), lenguas antiguas (acadio, sumerio, hitita, latín, griego antiguo), dialectos chinos (cantonés, mandarín, min man y Wu), lenguas del sur de Asia (bengalí, canarés, cingalés, hindi, gujarati, marathi, nepalí, oriya, panyabí, rayastani, télugu y urdu).

A continuación, el paquete completo de audios de la NASA subidos a su cuenta del servicio de retransmisión de música SoundCloud:

Asimismo, los expertos colocaron la misma ‘correspondencia sideral’ en lenguaje árabe, arameo, armenio, birmano, coreano, hebreo, japonés, persa, ruso, quechua y otros idiomas.

PUEDES VER: El cohete que se estrellará en la Luna es chino y no de SpaceX, afirman expertos

Los discos de oro y la selección de sonidos terrestres

Al igual que la pista musical en clave morse de la frase en latín per aspera ad astra —”Por el sendero áspero, a las estrellas”—, los discos de oro de las naves Voyager llevan consigo sonidos de la Tierra.

Desde onomatopeyas de animales hasta ruidos de automóviles, el dúo de sondas guarda los audios representativos de la única especie inteligente que habita el tercer planeta del sistema solar.

Estos ejemplos son parte de la larga lista:

  • Sonidos de volcanes, terremotos y rayos
  • La sirena de un barco
  • Un beso de una madre y el llanto de su bebé
  • Ruidos del encendido de vehículos terrestres de transporte
  • Signos vitales, latidos del corazón, risas
  • Canto de pájaros
  • El caer de la lluvia, la corriente marítima, el golpe del viento.

La música de la Tierra en las Voyager

La hora y media de música dentro de las Voyager resulta escaza para todo lo que ofrece la humanidad entera, sin embargo, representa los sentimientos y gustos de todo un planeta. Refiriéndonos solo a Perú, la Casa de la Cultura de Lima facilitó melodías de zampoña y tambores, mientras que el compositor estadounidense John Cohen hizo lo propio con Canción de boda, un orgullo incluso para todo Sudamérica.

También suenan instrumentos como la flauta de pan, ícono de la música en pueblos del Pacífico; la voz humana la ponen los indios navajos en Canto nocturno junto con sus sonajeros de calabaza, al igual que el canto coral georgiano llamado Tchakrulo.

No podían faltar las creaciones legendarias de Ludwig van Beethoven , como la Quinta sinfonía o la Cavatina del Cuarteto de cuerdas número 13 en si bemol mayor. Hay tres piezas del artista Johann Sebastian Bach: Concierto de Brandenburgo n.º 2 en fa mayor, Gavotte en rondeaux y El clave bien temperado (dos ciclos de preludios y fugas. Todo ello contribuyó a que Alemania sea el país que más participó en el total de la entrega. Estados Unidos ocupa la segunda plaza.

Lamentablemente, por derechos de autor, no pudieron agregar la canción Here comes the Sun de The Beatles a la extensa lista, a pesar de que Carl Sagan solicitó el permiso. La banda estuvo encantada de aceptar, pero la disquera EMI se negó a dar su brazo a torcer.

A diferencia de este caso, la banda de rock Jefferson Airplane, de raíces psicodélicas, ofreció sus canciones gratis. Dos realidades chocantes.

Las 115 fotos de oro tomadas en la Tierra y del sistema solar

Los discos de oro de las naves Voyager pasean por el cosmos con 115 fotografías de cómo es la vida en la Tierra y la majestuosidad del sistema solar. Si bien ello no aseguraba una comprensión de las imágenes por parte de los alienígenas al cien por ciento, la recopilación de datos visuales valdrá la pena siempre y cuando esos seres desconocidos hayan nacido con sentimientos de admiración profunda.

Demostración de cómo lamer, comer y beber. Foto: National Astronomy and Ionosphere Center

Demostración de cómo lamer, comer y beber. Foto: National Astronomy and Ionosphere Center

En los discos hay fotografías de la Vía Láctea, Mercurio, Júpiter, Marte, la Tierra y el Sol. Como dando clases de anatomía, el comité de Sagan y la NASA eligieron incluir el esqueleto humano, órganos internos, músculos, vasos sanguíneos, órganos sexuales y la forma del corazón.

Fotografía de Júpiter en baja resolución que viaja dentro de las naves Voyager. Foto: NASA / Wikimedia Commons

Fotografía de Júpiter en baja resolución que viaja dentro de las naves Voyager. Foto: NASA / Wikimedia Commons

El Monument Valley, las dunas de arena, el río Snake, un bosque con hongos, la Isla de Herón en Australia y un diagrama de la deriva continental dieron la cara por la geografía del mundo.

Otras imágenes mostraron buzos, supermercados, montañistas, velocistas, cómo se lame, se come y se bebe, el puente Golden Gate, la construcción de una casa, el Aeropuerto de Toronto, la construcción de una vivienda, el retirado radiotelescopio de Arecibo, la página de un libro de Newton y escenas que engloban el espíritu de esta especie nacida en el tercer planeta de una estrella con una edad media de 4.500 millones de años.

  • Sistema solar

Suscríbete al boletín

disco de oro sonda voyager

El ave más rápida de Sudamérica y el mundo que ha sorprendido a vecinos de San Borja en las últimas semanas

disco de oro sonda voyager

Descubren un laberinto de 4.000 años de antigüedad en Creta: justo el lugar del Minotauro en la mitología

disco de oro sonda voyager

Científicos descubren una estrella "hiperveloz" que ha sido lanzada a 600 km/s en la Vía Láctea

Te puede interesar.

disco de oro sonda voyager

Así era el megalodón, el tiburón gigante que vivió en las costas del Perú por 10 millones de años

disco de oro sonda voyager

¿Por qué se dice que ya empezó la sexta extinción masiva?

disco de oro sonda voyager

El increíble hallazgo en China de un embrión de dinosaurio intacto que se preparaba para nacer

Notas recomendadas.

Jefferson Farfán inaugurará su centro comercial en Lurín: Primeras grandes marcas confirmadas

Jefferson Farfán inaugurará su centro comercial en Lurín: Primeras grandes marcas confirmadas

Descubre dónde puedes ver "Intensamente 2" completa en España y Latinoamérica

Descubre dónde puedes ver "Intensamente 2" completa en España y Latinoamérica

Retiro AFP 2024: FECHAS EXACTAS para el DESEMBOLSO de tu dinero SEGÚN tu fecha de SOLICITUD

Retiro AFP 2024: FECHAS EXACTAS para el DESEMBOLSO de tu dinero SEGÚN tu fecha de SOLICITUD

Jefferson Farfán destroza set de Giselo a patadas: “¿No toleró que le mencionen a Yahaira?”

Jefferson Farfán destroza set de Giselo a patadas: “¿No toleró que le mencionen a Yahaira?”

¿Universitario, Alianza o Cristal? Periodista de ESPN señaló al más grande del fútbol peruano

¿Universitario, Alianza o Cristal? Periodista de ESPN señaló al más grande del fútbol peruano

Perú vs. Chile EN VIVO por Copa América 2024: a qué hora juega, apuestas y dónde ver

Perú vs. Chile EN VIVO por Copa América 2024: a qué hora juega, apuestas y dónde ver

Ofertas de hoy.

disco de oro sonda voyager

Image that reads Space Place and links to spaceplace.nasa.gov.

Voyager 1 y 2: La Misión Interestelar

Imagen de Neptuno tomada por la nave espacial Voyager 2.

Imagen de Neptuno tomada por la nave espacial Voyager 2. Imagen crédito: NASA

NASA tiene hermosas fotos de cada planeta de nuestro sistema solar. Incluso tenemos imágenes del lejano Neptuno , como podemos apreciar en la foto de arriba.

Neptuno está demasiado lejos para que un astronauta viaje hasta allí con una cámara. Entonces, ¿cómo tenemos imágenes de lugares tan lejanos de nuestro sistema solar? Nuestros fotógrafos fueron dos naves espaciales llamadas ¡Voyager 1 y Voyager 2!

Representación artística de una de las naves espaciales Voyager.

Representación artística de una de las naves espaciales Voyager. Imagen crédito: NASA

Las naves espaciales Voyager 1 y Voyager 2 fueron lanzadas desde la Tierra en 1977. Su misión fue explorar Júpiter y Saturno --y planetas que se encuentran más allá de nuestro sistema solar. Esta fue una gran hazaña. Ningún objeto hecho en el pasado por el ser humano, había intentado un viaje como éste.

Las dos naves espaciales tomaron decenas de miles de imágenes de Júpiter y Saturno. Las imágenes del Voyager 1 y 2 nos permitieron ver muchas cosas por primera vez. Por ejemplo, ellos capturaron fotos a detalle de las nubes y tormentas de Júpiter, y la estructura de los anillos de Saturno .

Imagen de las tormentas en Júpiter tomadas por la nave espacial Voyager 1.

Imagen de las tormentas en Júpiter tomadas por la nave espacial Voyager 1. Crédito: NASA

Voyager 1 y 2 también descubrieron volcanes activos en Io, una de las lunas de Júpiter , y mucho más. Voyager 2 también tomó imágenes de Urano y Neptuno. En conjunto, la misión Voyager descubrió 22 lunas.

Desde entonces, estas astronaves continúan su viaje alejándose de nosotros. Voyager 1 y 2 están ahora tan lejos que han llegado al espacio interestelar --la región entre las estrellas. Ninguna otra nave espacial ha viajado tan lejos.

¿A dónde irá Voyager después?

¡Mira éste video para descubrir qué hay más allá de nuestro sistema solar!

Ambas naves espaciales continúan enviando información de regreso a la Tierra. Estos datos nos ayudarán a entender acerca de las condiciones en el distante sistema solar y el espacio interestelar.

Los Voyager tienen suficiente combustible y energía para operar hasta el 2025 y más allá. Después de algún tiempo de esto, ya no podrán comunicarse con la Tierra. A menos que algo los detenga, continuarán pasando por nuevas estrellas una y otra vez por muchos miles de años.

Cada nave espacial Voyager contiene un mensaje. Ambas lleva consigo un disco de oro con escenas y sonidos de la Tierra. Los discos también contienen música y saludos en diferentes idiomas. Por lo cual, si vida inteligente encuentra alguna vez estas naves espaciales, ¡podrán saber acerca de la Tierra y de nosotros!

Foto del disco de oro que se envió al espacio en ambos Voyagers 1 y 2.

Foto del disco de oro que se envió al espacio en ambos Voyagers 1 y 2. Imagen crédito: NASA/JPL-Caltech

¡Más sobre nuestro universo!

Una señalamiento que dice bienvenido al espacio interestelar

¿Dónde comienza el espacio interestelar?

ilustración con flechas apuntando a las estrellas en un cielo oscuro

Buscando otros planetas como el nuestro.

Ilustración de la portal del video juego explorador galáctico

¡Juega al Explorador Galáctico!

Illustration of a game controller that links to the Space Place Games menu.

More about our universe!

A sign that says welcome to interstellar space

Where does interstellar space begin?

an illustration arrows pointing at stars on a dark sky

Searching for other planets like ours

an illustrated game box cover for the Galactic Explorer game

Play Galactic Explorer!

National Geographic

  • Ver todo el contenido
  • Edición impresa
  • Ediciones especiales
  • Diálogos Exclusivos NG
  • Experiencias Exclusivas NG
  • Animales en peligro de extinción
  • Guía de animales
  • Ver todo sobre animales
  • Cambio climático
  • El problema del plástico
  • Ver todo sobre el medio ambiente
  • La tabla periódica
  • Planetas del sistema solar
  • Marte, el planeta rojo
  • Ver todo sobre ciencia
  • Foto del día
  • Reportajes Multimedia

National Geographic España

Ciencia espacio

Voyager: la misión espacial que lleva casi 50 años viajando por el espacio con un mensaje para los extraterrestres

La misión voyager, portadora de sonidos e imágenes de la tierra para un posible contacto extraterrestre, lleva casi medio siglo en el espacio. descubre todo sobre el enigmático mensaje que porta la misión espacial más longeva de la historia..

Actualizado a 12 de marzo de 2024, 09:49

El disco de oro de la Voyager

Imagen del disco de oro que transportan cada una de las sondas Voyager.

¿Has pensado alguna vez cómo saludarías a unos extraterrestres si te encontraras con ellos por primera vez? ¿O cuáles serían las imágenes y sonidos que te gustaría que recibieran como primer contacto con el planeta Tierra ? Pues bien, aunque parezca una locura, a finales de la década de 1970 los científicos de la NASA , asesorados por un comité especializado de la Universidad de Cornell liderado por Carl Sagan, se vieron en esa tesitura.

Se trataba de un momento histórico que ocurría exactamente hace 47 años : el lanzamiento de las sondas Voyager I y Voyager II. Ambas pertenecían a la misión Voyager , la cual se esperaba que ayudase a estudiar los gigantes del Sistema Solar, Júpiter y Saturno , durante un periodo de vida útil de tan solo 5 años . Sin embargo, la realidad superó con creces a las expectativas, pues ambas sondas se encuentran aún activas, viajando más allá del Sistema Solar y enviando información de lugares recónditos y desconocidos del espacio.

Preparación para el despegue de la sonda Voyager II

Preparación para el despegue de la sonda Voyager II.

De esta forma, primero la Voyager I, y a continuación la Voyager II, se convirtieron en los primeros objetos humanos en alcanzar el espacio interestelar . Pero no solo eso, pues ambas sondas destacan sobre otras misiones por contar cada una con un disco de oro repleto de mensajes en forma de imágenes y sonidos , incorporados con el objetivo de transmitir información sobre la Tierra a cualquier ser inteligente que se encuentre con ella durante un viaje espacial. Te contamos todo sobre ellas y el contenido de esos enigmáticos mensajes.

LAS VOYAGER Y EL ESPACIO INTERESTELAR

El 20 de agosto de 1977 se iniciaba la misión que pasaría a ser conocida como la más longeva de toda la exploración espacial: la Voyager. Ese mismo día se lanzaba la sonda Voyager II y, tan solo 16 días después, el 5 de septiembre, le llegaba el momento a su compañera, la Voyager I. Se les auguraba una vida útil de poco más de 5 años en los cuales se esperaba que pudieran explorar de forma detallada Júpiter y Saturno. Sin embargo, pasado ese primer lustro, el tiempo continuó pasando y su funcionamiento y actividad no se deterioró . Y así continúan hasta día de hoy, más de cuatro décadas después.

Mancha júpiter

Gran mancha de Júpiter capturada por la misión Voyager.

Durante sus años de exploración, las Voyager tomaron miles de instantáneas detalladas de los planetas gaseosos del Sistema Solar, las cuales permitieron apreciar detalles nunca vistos hasta ese momento como, por ejemplo, las nubes y tormentas de Júpiter o la estructura de los anillos de Saturno. Complementariamente, gracias a las imágenes y datos enviados, fue posible para los científicos identificar gran número de volcanes activos en Io, una de las lunas de Júpiter.

Y, a pesar del tiempo que llevan operando, las astronaves continúan alejándose cada vez más de la Tierra, en un viaje por el espacio fuera del Sistema Solar. De hecho, la Voyager I se convirtió el 13 de septiembre de 2013 en el primer objeto humano en alcanzar el espacio interestelar , es decir, aquella zona del Universo situada fuera de los sistemas planetarios que rodean a las estrellas. Todo apunta a que, actualmente , se encuentra a 40.000 años de viaje de alcanzar la estrella más cercana a la Tierra.

EL DISCO DE ORO

Pero una de las características más curiosas de estas sondas es, sin duda, los dos discos de oro que portan. Se trata de discos fonográficos de cobre de 30 cm de diámetro, bañados en oro. Cada uno de ellos contiene un mensaje formado por diferentes escenas, sonidos, música y saludos en diferentes idiomas . El objetivo de este contenido es informar a cualquier vida inteligente que se encuentre con las sondas sobre la existencia de la Tierra y su población.

Sin embargo, los expertos afirman que la probabilidad de que esto ocurra es realmente mínima . Recalcan que el tamaño de la sonda es muy pequeño en comparación a la inmensidad del propio Universo, por lo que el hecho de que cualquier población que viaje por el espacio se la encuentre justamente en su trayectoria es algo poco posible. Además, en el momento en que la sonda agote su combustible esta probabilidad se reducirá aún más, pues cesará la transmisión de ondas electromagnéticas y será simplemente un objeto vagando por la inmensidad del espacio .

El contenido del disco fue escogido de forma cautelosa por un grupo representativo de científicos de la NASA, asesorados por un comité de la Universidad de Cornell liderado por el divulgador Carl Sagan. Sin embargo, muchos de estos expertos aseguraban que más que una forma de contacto con vida inteligente, los discos representaban una cápsula del tiempo sobre el significado de la vida en la Tierra.

EL MENSAJE: UN CONJUNTO DE SONIDOS E IMÁGENES

Los discos se dividen en diferentes secciones, cada una de las cuales está especializada en la transmisión de un tipo de mensaje. Así, la primera sección se especializa en saludos . En primer lugar, aparece grabado un saludo en inglés en voz de la Secretaria General de la ONU, donde intenta hacer una toma de contacto inicial. El resto de la sección está dedicada a diferentes saludos hablados en 55 idiomas diversos . Lo más peculiar de esto es que, entre esos idiomas, aparecen dialectos entre los que destacan varios derivados del chino, o algunas lenguas antiguas casi desaparecidas.

En una segunda sección se recogen los “ sonidos de la Tierra ” . Se trata de una serie de pistas que incluyen todos los sonidos que representan la vida en el planeta Tierra. Así, se abarcan desde las voces de diferentes animales, como perros, grillos, ranas o caballos, hasta melodías mucho más peculiares, como la locomotora de un tren, los latidos del corazón, una risa humana, las chispas del fuego en una luminaria, el estallido de los truenos o el sonido del viento. En esta parte se incluye a mayores una serie de palabras en morse.

Neptuno

Imagen tomada por la misión Voyager de la gran mancha oscura de Neptuno, acompañada de unas nubes altas.

En la tercera sección del disco se pueden encontrar pistas musicales identificativas de cada país. Así, por ejemplo, Alemania incluyó el Concierto de Brandenburgo número 2 de Bach, Austria la sintonía de La Flauta Mágica de Mozart, México aportó El Cascabel de Lorenzo Barcelata y por parte de Estados Unidos se unió el Canto Nocturno de los Indios Navajos. Cabe destacar que Carl Sagan pidió incorporar junto a todas ellas “Here Comes the Sun” de The Beatles pero, aunque el grupo estuvo de acuerdo, su discográfica se opuso, prohibiendo la incorporación del tema al disco de oro.

La cuarta sección se dedica, curiosamente, a las ondas cerebrales . La razón de esto es que se planteó la idea de que quizás, si la sonda era encontrada por algún tipo de vida inteligente capaz de interpretar este tipo de ondas, sería mucho más útil evocar las ideas y pensamientos de alguien para transmitir una imagen de la Tierra más asemejada a la realidad. Así, se tomaron las ondas cerebrales de la activista y escritora estadounidense Ann Druyan . En sus propias palabras: “Empecé pensando en la historia de la Tierra y de la vida que alberga. Del mejor modo que pude intenté reflexionar sobre la historia de las ideas y de la organización social humana. Pensé en la situación en que se encontraba nuestra civilización y en la violencia y la pobreza que convierten a este planeta en un infierno para todos sus habitantes. Hacia el final pensé en lo que significaba enamorarse”.

Sistema Solar

Imagen tomada por la Voyager del Sistema Solar. El planeta Tierra aparece como un minúsculo punto brillante a la derecha de la foto.

Finalmente, en la quinta y última sección, se reúnen un conjunto de 116 imágenes que pretenden transmitir cómo es la vida y la población en la Tierra, tanto socialmente como química y biológicamente . Así, entre estas imágenes se encuentran fotos del Sol, de Egipto, de ciertos rituales culturales, de los mares, retratos familiares, diagramas del esqueleto, de un óvulo fecundado o de un supermercado. Pero también imágenes con texto que incluye los parámetros del Sistema Solar y su localización, la definición de las unidades de medida o de ciertas fórmulas matemáticas.

EL FUTURO DE LA VOYAGER

Actualmente, las Voyager se encuentran en los límites del Sistema Solar, ya dentro del espacio considerado como interestelar. Para ser más exactos, la Voyager I está localizada a una distancia de la Tierra equivalente a 6 veces la órbita de Neptuno . Esta sonda envía actualmente datos a 160 bits por segundo, los cuales son captados por las antenas de la Red del Espacio Profundo (DSN) , identificadas como una serie de sistemas de detección instalados por la NASA alrededor de todo el planeta. 

Saturno

Imagen de Saturno captada por la sonda Voyager II.

Los datos tardan 28 horas y 40 minutos en llegar a la Tierra desde su emisión, tiempo el cual no hará más que aumentar a medida que la sonda avance en su largo viaje. Sin embargo, aunque no hay nada claro, pues las sondas no hacen más que sorprender, se estima que tienen combustible hasta poco más del año 2025 , momento en el cual se apagarían y dejarían de emitir radiación, convirtiéndose en dos objetos inactivos que viajan por el espacio. Aun así, los científicos apuestan por no asegurar nada : puede que las sondas se sigan resistiendo y queden, una vez más, muchos más años de exploración de los que se esperan.

Hipertextual

Hipertextual

Tecnología, ciencia y cultura digital

Las pistas de los discos de oro de las Voyager, reunidas por la NASA

voyager

El pasado mes de agosto, se cumplieron cuarenta años del lanzamiento de la Voyager 2 , la histórica misión de la NASA que nos ha permitido viajar más allá de los confines del sistema solar. La sonda fue la encargada de completar el llamado Grand Tour , que hizo que explorase los cuatro planetas exteriores, Júpiter, Saturno, Neptuno y Urano, los más grandes de todo el sistema solar, de una sola vez.

Pero tal vez el despegue de esta gran antena de casi cuatro metros de diámetro y una masa total de más de 800 kilogramos, junto con su homóloga la Voyager 1 , sea especialmente recordado por las grabaciones que portan como carta presentación de la humanidad. El programa de la agencia espacial norteamericana es conocido por su función de mensajero interestelar , al portar un mensaje preparado por un grupo de científicos liderado por Carl Sagan en forma de discos de oro de las Voyager .

La idea de grabar un disco de cobre recubierto de oro, que duraría millones de años en el espacio, fue del astrónomo Frank Drake . La grabación, que fue colocada en ambas sondas, cuenta con imágenes , una selección musical de 90 minutos, saludos en 55 lenguas distintas y sonidos de todo tipo, incluyendo ruidos de vehículos y animales. Para recordar los audios que portan las Voyager, la NASA reunió en Soundcloud las pistas de audios correspondientes a los saludos en los diferentes idiomas y a los sonidos de animales, trenes o pasos, entre otros. Este artículo se completa con el resto de archivos incluidos en los discos de oro que las Voyager llevaron al espacio interestelar.

Bienvenida de Naciones Unidas

"Envío saludos en nombre de todas las personas de nuestro planeta". Así comienza el mensaje de Kurt Waldheim , secretario general de Naciones Unidas por aquel entonces, que grabó el primer audio que encabeza la lista de sonidos que las sondas Voyager 1 y 2 portan más allá de las fronteras del sistema solar.

https://www.youtube.com/watch?v=Bhuq9rNO_FQ&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=1

https://www.youtube.com/watch?v=aV43X8KkbUk&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=3

Saludos desde la Tierra al universo

"Hola y saludos a todos". Son las cinco palabras en castellano elegidas para dar la bienvenida a una hipotética civilización extraterrestre, en el futurible caso de que se encontrara algún día con las Voyager . El resto de audios utilizan expresiones similares en diferentes idiomas, como el italiano, el ruso, el inglés o el japonés hasta completar un curioso conjunto de grabaciones para enviar los saludo de la Tierra al resto del universo.

Los sonidos de la vida en la Tierra

La música incluida en los discos de oro.

De Chuck Berry a Lorenzo Barcelata, pasando por Bach y Beethoven, la selección de música incluida en los discos de oro de las Voyager es muy variada. Las pistas de audio incluyen un total de noventa minutos de duración, suficientes para hacer deleitar a cualquier civilización extraterrestre que quisiera deleitarse con la creación y producción artística de nuestro planeta.

YouTube video

https://www.youtube.com/watch?v=Mbe1JqJBeuI&index=6&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=x3dWvnB_ny8&index=7&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=TJFy4imiGUI&index=8&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=Pv6X6q1ZwEo&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=9

https://www.youtube.com/watch?v=3LM_TZ1adl4&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=10

YouTube video

https://www.youtube.com/watch?v=TyGUkIzlKWo&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=12

https://www.youtube.com/watch?v=Rat2vEMojeM&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=13

https://www.youtube.com/watch?v=zrrQ7qp4_Og&index=14&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

YouTube video

https://www.youtube.com/watch?v=kebg3P-QjD8&index=16&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=elleSZ1MQVw&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=17

https://www.youtube.com/watch?v=UJJBJzprWaU&index=18&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=yUq-9JAOetU&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=19

https://www.youtube.com/watch?v=TXZYJPpxttM&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=20

https://www.youtube.com/watch?v=Qg563noQ9tI&index=21&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=VxCZPDZT2mo&index=22&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=eLY_jmdPpeg&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=23

https://www.youtube.com/watch?v=aLTHGwO7G1o&index=24&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

YouTube video

https://www.youtube.com/watch?v=gv6tg79XcUQ&index=26&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=hh4x8AzmoKU&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=27

https://www.youtube.com/watch?v=DEHyyLS1zls&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=28

https://www.youtube.com/watch?v=IEDj3TdMZGs&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=29

https://www.youtube.com/watch?v=9SeVeghTCv0&index=30&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP

https://www.youtube.com/watch?v=2p3L2Zm1-4Y&list=PLA5Z0m2JKyVJUgkMG08WP8KsAvLrjfkjP&index=31

Recibe cada mañana nuestra newsletter . Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

También en Hipertextual:

comscore

  • Edo. México
  • Guadalajara
  • Suscripciones
  • Contáctanos
  • Cd. Obregón
  • Resto del estado
  • Baja California
  • Portadas de ediciones
  • Noticias de Hoy
  • Espectáculos
  • Webcam Garitas
  • Boletín WhatsApp
  • Edición Impresa
  • Nuestra Empresa
  • Impresos Comerciales
  • Aviso de privacidad

El Imparcial / Tecnología / NASA

¿Qué información hay en los discos de oro de las sondas espaciales Voyager?

Guiadas por la visión de carl sagan, las voyager son portadoras de una cápsula del tiempo, destinada a ser descubierta por civilizaciones avanzadas..

¿Qué información hay en los discos de oro de las sondas espaciales Voyager?

Por Redacción/GH  

28 de diciembre 2023

CIUDAD DE MÉXICO.- La sonda espacial Voyager 1 , lanzada el 5 de septiembre de 1977 , seguida por la Voyager 2 el 20 de agosto del mismo año, ha dejado una huella duradera como exploradora pionera de nuestro sistema solar y más allá. La NASA orquestó este ambicioso proyecto desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, Estados Unidos.

Estas ingeniosas naves, parte de la misión Voyager, inicialmente destinadas a estudiar los planetas exteriores , se aventuran ahora en el vasto espacio interestelar. Su legado abarca contribuciones cruciales a nuestra comprensión del sistema solar y la valiosa recolección de datos que han desvelado secretos cósmicos.

Acompañando a estas naves, dos discos fonográficos bañados en oro , titulados "Sonidos de la Tierra" , fueron meticulosamente curados por la NASA bajo la guía de Carl Sagan y su comité. El contenido, una sinfonía de 115 imágenes y sonidos naturales , desde olas y pájaros hasta el susurro del viento, busca comunicar la esencia de nuestro planeta . Canciones y saludos en más de 50 idiomas , así como mensajes del presidente Carter de EU y el secretario de la ONU, Waldheim , se suman a esta expresión cultural única.

La premisa detrás de estos discos de oro es fascinante: si alguna civilización avanzada encuentra las sondas, reproducirán este compendio de la humanidad . Cada disco, envuelto en una funda protectora de aluminio con un cartucho y una aguja, contiene 115 imágenes codificadas en forma analógica y una selección de audio diseñada para reproducirse a 16-2/3 revoluciones por minuto.

De esta manera puedes tomar fotos con tu celular a fenómenos astronómicos

De esta manera puedes tomar fotos con tu celular a fenómenos astronómicos

Después de la sección dedicada a los sonidos de la Tierra, el disco despliega una ecléctica selección musical de 90 minutos . Desde clásicos orientales y occidentales hasta melodías étnicas, esta mezcla única resuena en el vacío del espacio. La travesía de las sondas Voyager continuará durante cuarenta mil años antes de acercarse a otro sistema planetario.

También podría interesarte: Únete a la NASA: Contribuye capturando fotografías del eclipse solar de 2024

Estas naves, dotadas de un mensaje cultural y científico, no solo exploran el espacio exterior, sino que también envían un eco de nuestra existencia a las vastas extensiones del universo. Las canciones, como el “El cascabel” de Lorenzo Barcelata y "Melancholy Blues" de Louis Armstrong , se entrelazan con imágenes evocadoras, creando un archivo cósmico que espera ser descubierto por aquellos que encuentren estas naves embajadoras de la humanidad.

Google News

Te recomendamos

Regreso de la primera cápsula espacial de Boeing se pospone como mínimo hasta 22 de junio

Regreso de la primera cápsula espacial de Boeing se pospone como mínimo hasta 22 de junio

Cambian fecha del regreso de la primera cápsula tripulada de Boeing desde la EEI

Cambian fecha del regreso de la primera cápsula tripulada de Boeing desde la EEI

Boeing y la NASA posponen por quinta vez el lanzamiento de la misión tripulada del Starliner

Boeing y la NASA posponen por quinta vez el lanzamiento de la misión tripulada del Starliner

Misión tripulada a la EEI de Boeing va por “buen camino” luego de varios aplazamientos

Misión tripulada a la EEI de Boeing va por “buen camino” luego de varios aplazamientos

Temas relacionados

  • Boletín Whatsapp
  • Aviso de Privacidad
  • Responsabilidad Social
  • Ed. Impresa
  • Galerías de fotos

Suscríbete gratis y sigue informado

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones

Suscribete a nuestro canal y recibe las últimas noticias.

Visita nuestro canal y suscríbete

Nuestros Sitios

Logo Mundo Sano

NASA Logo

6 min de lectura

Voyager, la misión más longeva de la NASA, cumple 45 años en el espacio

Esta imagen de archivo tomada en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA el 23 de marzo de 1977, muestra a los ingenieros preparando la nave espacial Voyager 2 antes de su lanzamiento ese mismo año. Crédito: NASA/JPL-Caltech.

Lanzadas en 1977, las sondas gemelas Voyager son la misión de operación más larga de la NASA y las únicas naves espaciales que ha explorado el espacio interestelar.

Las sondas gemelas Voyager de la NASA se han convertido, en cierto modo, en cápsulas del tiempo de su era: cada una lleva un reproductor de cintas de ocho pistas para grabar datos, tienen unas 3 millones de veces menos memoria que los teléfonos móviles modernos y transmiten datos unas 38.000 veces más lento que una conexión a internet 5G.

Sin embargo, las Voyagers se mantienen a la vanguardia de la exploración espacial. Administradas y operadas por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés) de la NASA, en el sur de California, son las únicas sondas que han explorado el espacio interestelar, el océano galáctico por el que viajan nuestro Sol y sus planetas.

El Sol y los planetas residen en la heliosfera, una burbuja protectora creada por el campo magnético del Sol y el flujo hacia afuera del viento solar (partículas cargadas del Sol). Los investigadores, algunos de ellos más jóvenes que las dos naves espaciales distantes, están combinando las observaciones de las Voyagers con datos de misiones más nuevas para obtener una imagen más completa de nuestro Sol y cómo la heliosfera interactúa con el espacio interestelar.

El Interactivo de la NASA sobre el Sistema Solar permite a los usuarios ver dónde están las Voyagers en este momento en relación con los planetas, el Sol y otras naves espaciales.

“La flota de misiones de heliofísica brinda información invaluable sobre nuestro Sol, desde la comprensión de la corona o la parte más externa de la atmósfera solar, hasta el examen de los impactos del Sol en todo el sistema solar, incluso aquí en la Tierra, en nuestra atmósfera y en el espacio interestelar”, dijo Nicola Fox, directora de la División de Heliofísica en la sede de la NASA en Washington. “Durante los últimos 45 años, las misiones Voyager han sido integrales para proporcionar este conocimiento y han ayudado a cambiar nuestra comprensión del Sol y su influencia de una manera que ninguna otra nave espacial puede”.

Las Voyagers también son embajadoras, cada una con un disco de oro que contiene imágenes de la vida en la Tierra, diagramas de principios científicos básicos y audio que incluye sonidos de la naturaleza, saludos en varios idiomas y música. Los registros recubiertos de oro sirven como un “mensaje en una botella” cósmico para cualquiera que pueda encontrarse con las sondas espaciales. A la velocidad con la que el oro se descompone en el espacio y es erosionado por la radiación cósmica, los registros durarán más de mil millones de años.

Esta imagen destaca la carga especial a bordo de las naves espaciales Voyager de la NASA: el Disco de Oro. Cada una de las dos naves espaciales Voyager lanzadas en 1977 lleva un disco fonográfico de 30,5 centímetros (12 pulgadas) chapado en oro con imágenes y sonidos de la Tierra. Créditos: NASA / JPL-Caltech

Más allá de toda expectativa

Voyager 2 se lanzó el 20 de agosto de 1977, seguida rápidamente por Voyager 1 el 5 de septiembre. Ambas sondas viajaron a Júpiter y Saturno, con Voyager 1 moviéndose más rápido y alcanzándolos primero. Juntas, las sondas revelaron mucho sobre los dos planetas más grandes del sistema solar y sus lunas. Voyager 2 también se convirtió en la primera y única nave espacial en volar cerca de Urano (en 1986) y Neptuno (en 1989), ofreciendo a la humanidad vistas extraordinarias e información sobre estos mundos distantes.

Mientras Voyager 2 realizaba estos sobrevuelos, Voyager 1 se dirigía hacia el límite de la heliosfera. Al salir de ella en 2012, Voyager 1 descubrió que la heliosfera bloquea el 70% de los rayos cósmicos o partículas energéticas creadas por estrellas en explosión. Voyager 2, después de completar sus exploraciones planetarias, continuó hasta el límite de la heliosfera y salió en 2018. Los datos combinados de las naves espaciales gemelas de esta región han desafiado las teorías anteriores sobre la forma exacta de la heliosfera.

“Hoy, mientras ambas Voyager exploran el espacio interestelar, están brindando a la humanidad observaciones de un territorio desconocido”, dijo Linda Spilker, científica adjunta del proyecto Voyager en JPL. “Esta es la primera vez que hemos podido estudiar directamente cómo una estrella, nuestro Sol, interactúa con las partículas y los campos magnéticos fuera de nuestra heliosfera, ayudando a los científicos a comprender el vecindario local entre las estrellas, cambiando algunas de las teorías sobre esta región y proporcionando información clave para futuras misiones”.

Esta es una imagen del planeta Urano tomada por la nave espacial Voyager 2 en 1986. Créditos: NASA / JPL-Caltech

El largo viaje

A lo largo de los años, el equipo de Voyager se ha acostumbrado a superar los desafíos que conlleva operar una nave espacial tan madura, a veces recurriendo a colegas jubilados por su experiencia o investigando documentos escritos hace décadas.

Cada Voyager funciona con un generador termoeléctrico de radioisótopos que contiene plutonio, el cual emite calor que se convierte en electricidad. A medida que el plutonio se descompone, la producción de calor disminuye y las Voyager pierden electricidad. Para compensar, el equipo apagó todos los sistemas no esenciales, pero también algunos que alguna vez se consideraron esenciales, incluidos los calentadores que protegen los instrumentos que aún funcionan de las gélidas temperaturas del espacio. Los cinco instrumentos a los que se les apagaron los calentadores desde 2019 todavía funcionan, a pesar de estar muy por debajo de las temperaturas más bajas a las que se probaron.

Recientemente, Voyager 1 comenzó a experimentar un problema que provocó que la información sobre el estado de uno de sus sistemas a bordo se confundiera. A pesar de esto, el sistema y la nave espacial continúan funcionando con normalidad, lo que sugiere que el problema está en la producción de los datos de estado, no en el sistema en sí. La sonda sigue enviando observaciones científicas mientras el equipo de ingeniería intenta solucionar el problema o encontrar una manera de sobrellevarlo.

“Las Voyagers han continuado haciendo descubrimientos sorprendentes, inspirando a una nueva generación de científicos e ingenieros”, dijo Suzanne Dodd, gerente de proyectos de Voyager en JPL. “No sabemos cuánto tiempo continuará la misión, pero podemos estar seguros de que las naves espaciales proporcionará aún más sorpresas científicas a medida que se alejen de la Tierra”.

Más sobre la misión

Una división de Caltech en Pasadena, JPL, construyó y opera las naves espaciales Voyager. Las misiones Voyager son parte del Observatorio del Sistema de Heliofísica de la NASA, patrocinado por la División de Heliofísica de la Dirección de Misiones Científicas en Washington.

Para obtener más información (en inglés) sobre Voyager, visita:

https://www.nasa.gov/voyager

Traducido por CEV-MDSCC

Read this story in English here .

Términos relacionados

  • Sistema solar

Explora más

5.jpeg

Asteroides cercanos a la Tierra en junio de 2024

La defensa planetaria forma parte de la misión de la NASA. Esto es lo que hemos descubierto hasta la fecha.

Ilustración de la nave espacial Europa Clipper de la NASA en el espacio, con la luna joviana Europa de fondo. Más alejado en la imagen se ve la ilustración del planeta Júpiter.

¿Cuál es el principal objetivo científico de Europa Clipper?

La misión de la NASA explorará la luna joviana Europa, la cual podría tener todos los “ingredientes” necesarios para la vida tal como la conocemos.

Ilustración que muestra a la nave espacial de la NASA Europa Clipper sobrevolando la superficie de hielo de la luna Europa, con Júpiter y el espacio de fondo.

Europa Clipper: Resumen de la misión

¿Qué hará Europa Clipper? ¿Cuáles son sus principales objetivos científicos? Conoce más acerca de la misión de la NASA a la luna helada de Júpiter, Europa.

 alt=

Quieres dejar de seguir?

¿quieres silenciar las notificaciones.

  • Cuenta Particulares
  • 11Onze Business
  • Preciosos 11Onze
  • 11Onze Segurs

Imprescindibles

11Onze Recomienda

  • Criptomonedas
  • Fondos Garantizados
  • Financia Litigios
  • Retorno mensual
  • 11Onze en Casa
  • 11Onze se Remanga

disco de oro sonda voyager

Golden Disc de las Voyager: un mensaje al universo

Equip Editorial

Las dos sondas del Programa Voyager lanzadas en 1977 al espacio por la NASA tenían como misión explorar los planetas exteriores de nuestro sistema solar. Les acompaña un disco de gramófono fabricado de cobre y cubierto en oro que contiene un mensaje para dar a conocer la existencia de vida en la Tierra a posibles seres extraterrestres inteligentes.

En la inmensidad del cosmos, dos diminutas cápsulas del tiempo atraviesan el espacio interestelar con un mensaje pensado para dar a conocer nuestra existencia a cualquier forma de vida extraterrestre inteligente que se puedan encontrar por el camino. Un mensaje en una botella cósmica que contiene una pequeña muestra de lo que son la humanidad y el planeta Tierra , pero que también simboliza nuestro afán y capacidad para descubrir nuevas fronteras.

Carl Sagan, conocido astrofísico, astrónomo y divulgador científico estadounidense, fue el encargado de liderar el equipo que creó el “Golden Record” en 1972. El disco de oro del Programa Voyager sería una actualización de las placas montadas anteriormente en las sondas Pioneer , con mucha más información sobre la vida en la Tierra y la esencia de la humanidad.

Los discos hacen treinta centímetros de diámetro, se fabricaron de cobre y se recubrieron de oro. Se eligieron estos metales por su estabilidad química y propiedades térmicas, puesto que tenían que ser suficientemente resistentes para aguantar las fuerzas del lanzamiento y posteriores cambios térmicos en el espacio. También se añadió una minúscula cantidad de uranio-235 pensada para servir de reloj , de manera que un futuro descubridor extraterrestre pudiera deducir su antigüedad.

disco de oro sonda voyager

Fuente: Wikimedia Commons

El contenido de los discos de oro

El latido de un corazón, el canto de los pájaros, el concierto de Brandeburgo de Bach, un bailarín de Bali, un embrión humano… Los discos de oro incluyen un compendio de sonidos, imágenes e información que ofrecen una visión general de la Tierra y sus habitantes . El contenido de los discos va desde saludos en varias lenguas hasta grabaciones de música popular, sonidos de la naturaleza, fotografías de personas y paisajes, e incluso instrucciones de como reproducir el disco.

Se incluyeron 90 minutos de música con piezas de diferentes tradiciones culturales, desde música clásica hasta música popular de varios países. La intención era capturar la diversidad cultural y la expresión artística humana y mostrarla al resto del universo . Esta idea quedaba plasmada en una inscripción en el disco: “A los creadores de música – todos los mundos, todos los tiempos”.

También se grabaron sonidos de la naturaleza seleccionados para mostrar algunos ejemplos de cómo es la vida a la Tierra, transmitiendo la riqueza y la complejidad de nuestro entorno natural . Así como 115 fotografías en formato analógico, desde impresionantes paisajes hasta representaciones de anatomía humana y diagramas científicos. Además, se incluyeron mensajes de saludo en 55 lenguas diferentes (no, no hay ningún saludo en catalán) para mostrar la diversidad lingüística de nuestro planeta.

Las sondas espaciales Voyager son los objetos creados por el hombre más distantes de la Tierra y los primeros en llegar al espacio interestelar . Gracias a los últimos esfuerzos de la NASA, tendrán una vida útil hasta el alrededor del 2026 y después continuarán su viaje en silencio. La probabilidad de que sean encontradas por alguna vida extraterrestre inteligente es extremadamente pequeña, pero el mensaje contenido en los discos de oro perdurará para siempre jamás más en el espacio sideral.

Si quieres descubrir la mejor opción para proteger tus ahorros, entra en Preciosos 11Onze . Te ayudaremos a comprar al mejor precio el valor refugio por excelencia: el oro físico.

disco de oro sonda voyager

El origen extraterrestre del oro

Sin duda, el oro no es de este planeta. Los científicos...

disco de oro sonda voyager

Cómo ayuda el oro a crear oxígeno en Marte

La NASA se plantea enviar una misión tripulada a Marte...

disco de oro sonda voyager

Tecnología y arte: combinación explosiva

El arte digital es capaz de cualquier cosa: ha batido el récord...

Lluis Tomas

Sempre m’ha fet gràcia el famós disc d’or que portava la sonda Voyager del 1977 i m’agradaria tenir-ne una còpia, però no per l’absurd contingut del missatge o la impossibilitat de que algú el trobi mai, si no perquè m’atreviria a demostrar que l’espècie humana és única en tot l’Univers conegut.

Albert

Gràcies per la teva reflexió, Lluís!

Joan Santacruz Carlús

Gràcies, Joan!!!

Manuel Bullich Bueno

Gràcies, Manel!!!

Carles Marsal

Gràcies, Carles!!!

Mercè Comas

Gràcies, Mercè!!!

Deja una respuesta Cancelar la respuesta

Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Resumen de Privacidad

Formulario de búsqueda

El disco de oro: Los sonidos de la Tierra, UNNY042G, 1970, Estados Unidos

El disco de oro: Los sonidos de la Tierra

En 1977, la NASA lanzó las sondas espaciales Voyager 1 y 2 para estudiar las zonas fuera del sistema solar.  En 2020, ambas sondas estaban a más de 11 000 millones de millas de la Tierra, o tres veces la distancia hasta Plutón.  Sin embargo, todavía faltan 40 000 años para que las sondas encuentren otro sistema planetario. En el eventual caso de que alguna forma de vida fuera de nuestro sistema solar encuentre una de las sondas Voyager, se pretende que el disco de oro funcione como mensaje.

El Dr. Carl Sagan y otros miembros del comité de la NASA prepararon el disco de oro como una forma de retratar la vida en la Tierra a través de sonidos e imágenes.  En el momento del lanzamiento, el Dr. Sagan dijo: ""Solo si existen civilizaciones espaciales avanzadas en el espacio exterior, encontrarán la nave espacial y reproducirán el disco. Aún así, el lanzamiento de esta 'botella' al 'océano' cósmico es un mensaje esperanzador sobre la vida en este planeta"".

El disco incluye saludos hablados en 55 idiomas diferentes, los cuales se encuentran en la cuenta de SoundCloud de la NASA. Además, cuenta con muestras de sonidos humanos como risas, música y sonidos de la naturaleza como llamados de animales y patrones climáticos.   

También contiene 116 imágenes que incluyen ecuaciones, diagramas y fotografías que representan nuestro entendimiento del espacio, la química, la biología y los aspectos de la cultura y los logros humanos. 

La primera grabación de voz en el disco de oro es una presentación del Secretario General de la ONU, Kurt Waldheim (1918 - 2007) que dice: ""En mi calidad de Secretario General de las Naciones Unidas, una organización compuesta por 147 Estados miembros que representan a casi todos los habitantes humanos del planeta Tierra, les envío saludos de parte de las personas de nuestro planeta.  Salimos de nuestro sistema solar hacia el Universo en busca de nada más que paz y amistad, para enseñar si somos llamados a hacerlo y para aprender si somos afortunados.  Sabemos muy bien que nuestro planeta y todos sus habitantes son solo una pequeña parte del inmenso universo que nos rodea y damos este paso con humildad y esperanza"".

El Presidente de Estados Unidos Jimmy Carter (1924 - ) dijo: ""Esperamos que algún día, después de haber solucionado nuestros propios problemas, podamos unirnos a una comunidad de civilizaciones galácticas. Este disco representa nuestra esperanza, determinación y buena voluntad para tener un universo vasto y asombroso"".

TENDENCIAS:

Astrobitácora

  • Hilos de Twitter
  • Ecos de un futuro distante

Seleccionar página

¿Por qué hay 14 púlsares en los discos de las Voyager?

Publicado por Alex Riveiro | 11/04/2016; 14:10 | Curiosidades | 8 |

¿Por qué hay 14 púlsares en los discos de las Voyager?

Es posible que alguna vez hayas oído hablar de las venerables sondas Voyager. Quizá hayas oído que ambas llevan unos discos de oro que contienen información sobre la humanidad y que, creemos, podrían ser descifradas por una hipotética civilización extraterrestre avanzada en un futuro lejano…

Los discos de oro de las Voyager

Mapa de púlsares de los discos de las sondas Voyager. Crédito: NASA/JPL

Mapa de púlsares de los discos de las sondas Voyager. Crédito: NASA/JPL

Si no conoces la historia de los discos de oro, o si quieres profundizar en el tema, puedes leerlo aquí (en uno de los primeros artículos que se publicaron en Astrobitácora, hace ahora algo más de un año). Del mismo modo, si necesitas refrescar qué es un púlsar, puedes leerlo en más detalle en este artículo , pero para el propósito que nos ocupa hoy, basta con que recuerdes que es una estrella de neutrones, con una velocidad de rotación elevadísima, que emite haces de radiación electromagnética que pueden ser vistos desde la Tierra (igual que la luz de un faro que puede verse desde la costa).

En la cubierta de los discos de oro de las Voyager hay una sección (que aparece en la imagen mostrada anteriormente) que puede parecer difícil de descifrar. Es un mapa con 14 de los púlsares más cercanos al Sistema Solar y son, literalmente, un mapa para encontrar el camino de vuelta a la Tierra desde cualquier lugar de la Vía Láctea. Al menos en teoría… la práctica es un poco más complicada incluso para nosotros mismos, como irás viendo a lo largo del artículo.

El papel del hidrógeno

Los discos de oro de las Sondas Voyager

Los discos de oro de las Sondas Voyager

Este mapa indica la posición y el período de rotación de 14 púlsares, y también indica la distancia relativa del Sol al centro de la galaxia (que es la linea que se extiende hacia la derecha y es mucho más larga que las demás), de tal modo que, si estuvieses fuera del Sistema Solar y tuvieses la información de los púlsares que conocemos, podrías conseguir triangular la posición de nuestro vecindario y encontrar el camino de vuelta a casa en un mar de miles de millones de estrellas.

Pero, ¿cómo hay que leer este mapa para poder saber de qué púlsares estamos hablando y poder identificarlos? La cubierta del disco nos da toda la información que necesitamos. Por un lado, en la derecha, tenemos la llave, por decirlo de alguna manera, para descifrarla. Ese pequeño diagrama representa un átomo de hidrógeno que sólo tiene un protón y un electrón. La mecánica cuántica nos dice que el giro del protón y el electrón tiene que ser o en la misma dirección, o en dirección opuesta. No hay otras posibilidades.

La dirección de giro de ambos puede cambiar, de modo que giren en direcciones contrarias o en la misma dirección. Para que cambie la dirección hace falta energía. Cuando eso sucede, el electrón emite luz en una longitud de 21 centímetros, es decir, tiene una frecuencia de 1420 megahercios. Es lo que se conoce como el tiempo fundamental de transición de un átomo de hidrógeno (a la que llamamos la línea de hidrógeno ), y tiene una duración de 0,0000000007 segundos.

Esa cifra es constante en todo el universo y es fácil de observar, así que la deducción parece lógica. Si una civilización lo suficientemente avanzada encuentra los discos, conocerán la línea de hidrógeno y, quizá con un poco de suerte, llegarán a la conclusión de que eso es lo que expresa este diagrama.

Descifrando el mapa

La sonda Voyager 1. Crédito: NASA

La sonda Voyager 1. En el centro de la sonda puedes ver el disco. Crédito: NASA

Una vez que tenemos nuestra llave (la duración de la línea de hidrógeno), podemos pasar al mapa que tenemos a la izquierda y comenzar por la línea más larga. Es sólo una línea que marca la distancia relativa desde el Sol al centro de la galaxia. Es decir. Esa línea no expresa ninguna distancia ni tiene ningún tipo de información codificada. El resto (14 líneas en total),sí que tienen información codificada. Si te fijas, aunque algunas tienen parte de la línea completamente recta, todas tienen unas pequeñas marcas verticales y horizontales.

Esas pequeñas marcas expresan, en código binario, el período de rotación de los púlsares, como un múltiplo del tiempo que tarda un átomo de hidrógeno en realizar la transición de la que hablábamos anteriormente. Como no sabemos qué sistema numérico utilizarán nuestros hipotéticos extraterrestres, su duración esta expresada en código binario. Es el sistema numérico más sencillo que conocemos y nuestra esperanza es que una hipotética civilización extraterrestre tenga algo similar, o sea capaz de deducir de qué se trata (aunque es posible que no llegasen a entenderlo).

En este sistema sólo existen dos valores: 0 ó 1, y los usamos para poder expresar cualquier cifra en cualquier otro sistema numérico. Así que esas marcas verticales representan 1s y las pequeñas marcas horizontales (que siguen la línea) 0s. Es decir, |..|..||.| se leería como 1001001101 (y representaría el número 589 en nuestro sistema numérico habitual). Una vez se ha hecho la traducción del sistema binario al sistema numérico que utilicen los alienígenas, deberían ser capaces de encontrar los púlsares que tienen ese período de rotación y triangular la posición del Sistema Solar.

Los desafíos del mapa

Los 14 púlsares ubicados en la Vía Láctea. Crédito: Pulsarmap.com

Los 14 púlsares ubicados en la Vía Láctea. Crédito: Pulsarmap.com

El mapa, por desgracia, presenta varios inconvenientes que pueden ser bastante difíciles de solventar. Suponiendo que una civilización extraterrestre sea capaz de descifrar el mapa (algo que no es sencillo, incluso aun si llegan a descifrar la línea de hidrógeno, es posible que nunca lleguen a darse cuenta de que es un mapa que muestra púlsares), leerlo es complicado, y entender que se habla de medidas de tiempo puede que no sea demasiado evidente.

A esto hay que sumarle que el Sistema Solar se mueve alrededor del centro de la galaxia, y los púlsares también lo hacen (y suelen viajar a más velocidad que las estrellas que están en su fase de secuencia principal ). Además, con el paso del tiempo la velocidad de rotación de los púlsares disminuye, aunque, de vez en cuando, algo interrumpe esa reducción de la velocidad de rotación y lo acelera de nuevo (en astronomía, en inglés, a este comportamiento se le llama glitch ). Ese factor también tiene que ser tenido en cuenta.

Es decir, esa hipotética civilización debería ser capaz de tener en cuenta la variación del período de rotación de los púlsares y, además, tener un registro de los glitches de los púlsares para poder remontarse en el tiempo y determinar cuánto ha transcurrido desde que se creó el disco hasta que llegó a sus manos. También deberán tener en cuenta el desplazamiento de todas las estrellas mencionadas alrededor de la Vía Láctea y, por supuesto, conocer la existencia de esos púlsares; es posible que su cartografía estelar sea completamente diferente a la nuestra, y que algunos desde su perspectiva, parezcan estrellas de neutrones normales por no emitir los haces de radiación electromagnética en la dirección de su(s) planeta(s).

Imagen compuesta por el espectro de rayos X y visible de la Nebulosa del Cangrejo, en la que se muestra la emisión del púlsar. Crédito: NASA

Imagen compuesta por el espectro de rayos X y visible de la Nebulosa del Cangrejo, en la que se muestra la emisión del púlsar. Crédito: NASA

Suponiendo que tengan todo eso en cuenta, el mapa podría permitirles identificar la ubicación del Sistema Solar con un margen de error de decenas de años-luz. En palabras del propio Carl Sagan (y el equipo que trabajó en los discos), con el período de 14 púlsares, una sociedad que tenga registros detallados del comportamiento pasado de los púlsares, y de sus glitches , debería ser capaz de reconstruir la época del lanzamiento al equivalente del año 1971 (en este caso hacía referencia a las placas de las sondas Pioneer, que también incluían este mapa).

Si no tienen esos registros, el equipo creía que una sociedad avanzada sería capaz de reconstruir la situación del Sistema Solar a la época del siglo o milenio en el que se produjo. Si, además, son capaces de identificar correctamente alguno de los dos púlsares más cercanos a la Tierra, podrían acotar la ubicación del Sistema Solar en la galaxia en una distancia de 20 pársecs .

De cualquier modo, no hay que olvidar que la posibilidad de que alguna de estas sondas pueda terminar cayendo en manos de una civilización avanzada es algo extremadamente improbable…

Referencias:  Johnton’s Archive Pulsar Map , Wikipedia

Sobre el Autor

Alex Riveiro

Alex Riveiro

Divulgador científico. Autor de "Hacia las estrellas: una breve guía del universo", "Más allá de las estrellas: ¿estamos solos en el universo?" y la saga de ciencia ficción "Ecos de un futuro distante". Colaborador en eltiempo.es y Otros Mundos. También en Twitter, YouTube, Twitch e iVoox.

Artículos Relacionados

La zona computacional, una alternativa para la búsqueda de vida

La zona computacional, una alternativa para la búsqueda de vida

10 abril, 2023

El JWST detecta una molécula de carbono clave para la vida

El JWST detecta una molécula de carbono clave para la vida

28 junio, 2023

Revisitando la ecuación de Drake

Revisitando la ecuación de Drake

12 mayo, 2016

Un método para detectar océanos en exoplanetas

Un método para detectar océanos en exoplanetas

6 octubre, 2021

8 Comentarios

Manuel Santana

Dentro de siglos, cuando las sondas apenas hayan salido de la nube de Ort, ya tendremos naves interestelares para alcanzar las sondas. Y, en mi opinión, al avanzar la tecnología más rápido que el camino que recorran las sondas; se deberá de recogerlas y traerlas de vuelta a la Tierra. ¿Por qué? Pues por que no sabemos que tipo extraterrestres habrán. Si son tan avanzados como para viajar más rápido que la luz, podrían ser hostiles. Es mucho riesgo que corremos.

Para cuando los extraterrestres atrapen las sondas nosotros ya tendríamos una tecnología similar a la de ellos. Pero ellos podrían ser hostiles y formar parte de una sociedad de planetas unidos de tipo imperialista de toda la galaxia. Y, usando la fuerza bélica, se apoderen de nuestro planeta. parece ciencia ficción, pero es mejor no arriesgarse. Y lo que debemos hacer, con el nivel tecnológico que tenemos ahora es; éso, SÓLO ESCUCHAR.

Arnoldo De la Hoz

Ya se cumplieron, hace 8 días, 40 años del lanzamiento de las sondas Voyager.

David González

en este post se relata exactamente el por qué es un código muy complicado de entender.Aun para cientificos de este planeta esos simbolos no tendrían ningun significado concreto . Creo que debieron mandar imagenes en sí y no imagenes encriptadas en un disco. Si iban a arriesgarse a un viaje con destino tan improbable debieron llevar un mensaje que si tuviera alta probabilidad de interpretacion. Es como hacer una capsula del tiempo unicamente con estos discos, y que solo pudiera abrirse digamos en unos 5000 años, sin ninguna otra pista de su contenido. Sabrán los humanos de ese entonces descifrar el mensaje? (asumiendo que aun hay humanos y que aun hay planeta)

Oscar Sanchez

El binario esta mal

Alex Riveiro

Lo he revisado y está bien, pero parece que en la página los guiones separados no aparecen bien, así que lo he cambiado por puntos. ¡Gracias!

javier

Sólo espero que no llegue a manos de civilizaciones depredadoras…

Aborash

Naa… está tirao xD

abraham salas

Tengo la esperanza de que algún día, alguien o algo pueda encontrarlas.

Buscar en Astrobitácora

Frase de la semana, videos recientes.

  • La nova de septiembre de 2024 y Los mundos del Cosmos 1×06
  • Las supernovas más lejanas vistas por Webb y Astrobitácora 5×21
  • Los sobresaltos de Starliner y Los mundos del Cosmos 1×05
  • La desaparición de Vulcano y Astrobitácora 5×20
  • Los nuevos datos de Euclid y Los mundos del Cosmos 1×04
  • Ese Punto Azul Pálido
  • Eureka, el blog de Daniel Marín
  • Miles de millones
  • La Pizarra de Yuri
  • Planetario de Madrid

Ciencia Histórica

Un blog de jesús g. barcala, un disco de oro, o dos, para la eternidad..

Share on facebook

No sé a quién se le ocurrió eso de regalar discos de oro a los artistas que venden miles de copias, pero sí sé a quién se le ocurrió uno muy especial. La idea fue del científico y divulgador Carl Sagan, y es un disco de oro que durará miles de millones de años.

No importa si la Tierra desaparece, ese disco, o discos, pues son dos, seguirán existiendo. Seguirán viajando por los confines del universo, incrustados en su respectivas sondas espaciales, el Voyager I (Viajero/a 1) y el Voyager II.

Cada disco, idéntico uno al otro, contiene lo que podríamos llamar una “cápsula del tiempo”. En sus surcos está grabada una recopilación de voces, imágenes, datos, música y algún mensaje. Es un disco que reúne algunos de los elementos clave de nuestra civilización, por si algún día, seres de otros mundos lo encuentran.

Si todo va bien, en unos 40,000 años, Voyager I y su disco de oro, pasarán a sólo 1.6 años luz de la estrella Gliese 445. Según el mismo Carl Sagan:

«La nave será encontrada y el disco reproducido sólo si hay civilizaciones avanzadas que viajen por el espacio interestelar, pero lanzar esta “botella” en el “océano” cósmico dice algo muy esperanzador sobre la vida en este planeta.»

El antecedente de las Pioneer

La idea de enviar un mensaje en una nave espacial se le ocurrió a Eric Burgess . Este periodista y profesor inglés, era el corresponsal de ciencia de la revista Christian Science Monitor. Como tal, seguía todo lo relacionado con la carrera espacial y la exploración del espacio.

Carl Sagan

Estando ahí, Burgess sugirió a Carl Sagan (imagen) que se incluyera una especie de mensaje , por si algún día algún extraterrestre lo encontraba. De esa manera, otras civilizaciones podrían conocernos, y si querían, visitarnos.

A Sagan le encantó la idea, y se la pasó a los jefes de la NASA, quienes estuvieron de acuerdo. Le dieron tres semanas para crear dicho mensaje. Sagan, su esposa, Linda Salzman y el astrofísico Frank Drake se pusieron manos a la obra.

La placa estuvo lista para el día del lanzamiento de la sonda Pioneer 10, el 10 de marzo de 1972.

El lenguaje básico

La idea era decirle a seres de otros mundos quienes somos, dónde vivimos, y cómo pensamos. El problema es, cómo se lo explicas a seres que probablemente son muy diferentes a nosotros. Seres que pueden oír, ni sentir, y que seguramente no podrían leer nuestras letras en nuestros idiomas.  

Había que enviar el mensaje de la manera más práctica posible . El trío pensó en imágenes y símbolos. También pensaron en la ciencia y, antes que nada, pensaron en explicar una unidad de medida, que ayudaría a nuestros vecinos comprender el resto de la información.

Para ello, los científicos pensaron, qué hay en el universo que sea igual en todas partes. La respuesta, la materia, los átomos. Entonces, para explicar tiempo y distancia, pensaron en un átomo de hidrógeno, el elemento más abundante en el universo.

La placa del Pioneer

La placa de las naves Pioneer y Voyager.

En la esquina superior izquierda, dibujaron las dos fases de la transición del estado de energía del hidrógeno. Esta ocurre cuando la polaridad del núcleo, un protón, y la de su electrón, cambia al girar este último alrededor del primero.

El periodo de tiempo de dicha transición es de .704 nanosegundos, y la longitud de onda de 21.106 cm. Dicha distancia es exactamente la misma que recorre la luz en los .704 nanosegundos. La transición se eligió como medida porque es la misma en tiempo y distancia. Por debajo del dibujo, se grabó un 1.

Transición del átomo de hidrógeno.

Transición del átomo de hidrógeno.

¿Dónde estamos?

En la placa original del Pioneer 10, la misma que se envió en el Pioneer 11 y que se incluyó en el disco de oro, había que situar primero a la Tierra. No sería fácil.

En la parte inferior de las placas, se incluyó un dibujo del Sistema Solar , con el Sol y todos los planetas. Desde la Tierra, una flecha apunta a una imágen de la sonda Pioneer, como diciendo, “de aquí salió esta nave”.

Aquí estamos

Pero para indicárselo a un E.T. que vive a miles de años luz de nuestro Sistema Solar, ese dibujo no sería suficiente. Sagan y Frank tuvieron una idea mejor: utilizar los púlsares.

Púlsares en el disco de oro

Conocemos muchos púlsares en nuestra galaxia, y hemos medido sus ciclos de rotación, y la potencia de sus emisiones. De esta manera, podemos distinguir cada uno como si esos parámetros fueran su huella dactilar.

En la placa, Frank y Sagan dibujaron a la Tierra, y una serie de líneas que apuntan a 14 púlsares, utilizando la medida de distancia mencionada anteriormente . Con que los extraterrestres conozcan a tres de estos púlsares, podrían hacer una triangulación y así localizar a la Tierra.

¿Quienes somos?

Humanos en Pioneer y Voyager

Frente a una imagen de la sonda Pioneer, para dar una idea de nuestras dimensiones, el hombre tiene la mano levantada en forma de saludo. Seguramente un habitante de mundos lejanos no entenderá dicho gesto, pero podrá ver así que podemos mover las extremidades, y que tenemos un pulgar opuesto.

Por cierto, los órganos genitales de la mujer no están detallados. Se cree que Sagan pensó que un dibujo demasiado explícito podría ser vetado por la NASA. Además, dijo, las esculturas griegas tampoco mostraban mucho detalle.

En un principio, pensaron dibujar al hombre y a la mujer cogiéndose de las manos. Los científicos pensaron que eso podría confundir a los marcianitos, y hacerles creer que todo era una misma criatura.

Las viajeras

Hasta ahora he hablado exclusivamente de la placa de los Pioneer, aunque esta entrada va del disco de oro en los Voyager. Más que nada, porque la misma placa fue añadida al disco de oro en sus hermanas posteriores.

Con más tiempo de planificación, Sagan recibió el encargo de preparar un mensaje más completo para las naves Voyager. Curiosamente, la primera en ser lanzada fue Voyager 2, el 20 de agosto de 1977. Su hermana gemela, Voyager 1, el 5 de septiembre del mismo año.

Voyager 1

Ambas tendrían como misión estudiar el Sistema solar exterior, pasando por varios planetas y satélites, para captar y transmitir a la Tierra toda la información e imágenes posibles. En 1990, Voyager, y también por sugerencia de Sagan, tomó la que es la foto más lejana de nuestro planeta.

Esta vez junto a Timothy Ferris, divulgador científico, la prometida de Ferris, Ann Druyan, y muchos más, Sagan comenzó el proyecto de preparar los discos. Tardaría un año en seleccionar la música, las imágenes y los mensajes.

El disco de oro, trabajo en equipo

Buena parte del trabajo de selección de la música se llevó a cabo en el apartamento de Ferris y Druyan en Nueva York. Sagan era por aquel entonces profesor en la Universidad de Cornell, en Ithaca, estado de Nueva York. era 1976, y había muy buena música.

La todavía esposa de Sagan, Linda Salzman (Sagan terminó divorciándose de Salzman y casándose con Druyan), se encargó de grabar voces humanas en muchos lenguajes. Las imágenes fueron recopiladas por el artista Jon Lomberg.

Ann Druyan y Carl Sagan

Ann Druyan y Carl Sagan.

La música la eligieron entre todos . Según Ferris, nunca discutieron, pues todo lo que proponían les gustaba. Lo difícil era dejar alguna canción fuera. Por ejemplo, no fue incluida “Here Comes the Sun”, de los Beatles, por cuestiones de derechos.

El propio Ferris se encargó de producir el disco de oro, en el cual se grabaron los sonidos, la música, las imágenes y un mensaje del entonces Presidente Jimmy Carter. El disco, en realidad de aluminio anodizado con oro, estuvo listo para el lanzamiento.

Contenidos del disco de oro

La sección de audio del disco de oro comienza con un saludo del entonces Secretario General de las Naciones Unidas, Kurt Waldheim. Siguen 55 saludos en sendas lenguas, incluidos cinco idiomas antiguos, como el latín, el griego antiguo y el Sumerio.

No voy a listar todas, pero dejo un enlace por si estás interesado: https://en.wikipedia.org/wiki/Contents_of_the_Voyager_Golden_Record

La mayoría dice cosas como “hola a todos” , aunque hay alguno que se atreve a invitar a los extraterrestres a que nos visiten. El mensaje en español dice “Hola y saludos a todos”: Todos ellos fueron grabados por Druyan, con las voces del equipo de lenguas extranjeras de la Universidad de Cornell.

La tercera sección de audio corresponde a los “sonidos de la Tierra”. Viento, lluvia, olas rompiendo; un volcán en erupción; ranas, grillos, un elefante, una ballena, pájaros; risas (de Sagan), el latido del corazón (de Druyan); un tractor, un jet, un tren, un corto mensaje en código morse y muchos más.

La sección más larga, 90 minutos, está dedicada a piezas musicales de una gran variedad. Desde partes del Concierto de Brandenburgo de Bach, y la 5º de Beethoven, hasta música tradicional de tribus africanas.

Se puede escuchar el Johnny B Goode de Chuck Berry, Melancholy Blues de Louis Armstrong y El Cascabel, a cargo del Mariachi de Pepe Vargas. También hay ópera y una pieza de percusión senegalesa. Como dije anteriormente, algunas piezas no se pudieron incluir por cuestiones de derechos.

Ann Druyan también grabó una hora de las ondas que producía su cerebro. Mientras grababa, pensó en la historia del mundo, la vida y la humanidad. También pensó en lo que se siente al enamorarse.

Las imágenes

El disco de oro contiene 116 imágenes . La primera es un simple círculo, añadido para que los extraterrestres puedan calibrar su pantalla, o lo que sea que usen para reproducir el contenido.

Hay ilustraciones científicas, por ejemplo, una que apunta a en qué sección de la galaxia se encuentra nuestro Sol. Las hay también con temas matemáticos y físicos, definiciones químicas y la estructura del ADN.

Ilustración matemática en el disco de oro

Ilustración matemática en el disco de oro.

Hay una foto del Sol, y de cada uno de nuestros planetas vecinos. Una foto de un esqueleto, varias de órganos internos de nuestro cuerpo; Hay un óvulo fertilizado, y una foto de un feto, de un nacimiento y de una madre amamantando.

Luego están los paisajes, desiertos, mares, llanuras, accidentes geográficos, montañas, ríos, costas; hay animales, plantas y muchos tipos de humanos de una gran variedad de edades y grupos étnicos, en diferentes situaciones.

Finalmente, se incluyeron fotos de algunas de las grandes construcciones de la humanidad: el Taj Mahal , la Muralla China, la Ópera de Sydney, el edificio de las Naciones Unidas en Nueva York (de noche y de día), y una selección de viviendas de varios países.

Nuevamente, en este enlace se pueden ver muchas de esas imágenes. https://en.wikipedia.org/wiki/Contents_of_the_Voyager_Golden_Record

El disco de oro para la eternidad

El Voyager 1 es el objeto hecho por el hombre que más se ha alejado de la Tierra. El 25 de agosto de 2012, se convirtió en la primera nave espacial en salir del Sistema Solar y entrar en el espacio interestelar.

Voyager 2 saldrá de nuestro entorno a finales de 2019 o principios de 2020. Ambas naves aún están en contacto con la Tierra , aunque se espera dicho contacto se interrumpa a mediados de la próxima década.

Da igual. Las perdamos o no, las sondas llevan su respectivo disco de oro, cargados de información, sonidos e imágenes. También llevan las placas copiadas de los Pioneer. Que alguien las encuentre, eso ya es otra cosa.

¿Servirá de algo?

Las posibilidades son ínfimas . Primero, requiere que exista la vida en otros planetas. Segundo, que esos planetas no estén demasiado lejos. Tercero, que esa vida sea lo suficientemente avanzada como para viajar en el espacio interestelar. Todavía más difícil, que la encuentren en la inmensidad del espacio.

Las naves pueden durar miles o millones de años, hasta que la erosión del polvo interestelar acabe con ellas. Sin embargo, los discos están muy bien protegidos contra ese daño. Sus creadores creen que podrán durar hasta mil millones de años.

Seguramente, para entonces los humanos ya no existiremos , habremos evolucionado en otra especie. El consuelo es que, aunque nos hayamos extinguido, habrá en el universo un testimonio de que, algún día, hubo una especie curiosa y ambiciosa que habitó un pequeño planeta, y que quiso decirle al universo, “aquí estamos”.

Tú qué crees, ¿servirá de algo?

Comparte esto:

  • Correo electrónico

disco de oro sonda voyager

  • Compartir en Tumblr
  • Bitácoras.com

Me gusta esto:

Relacionado.

Síguenos en nuestras redes sociales:

  • LifeandStyleMex
  • lifeandstylemex
  • LifeAndStyleMex

Música para extraterrestres: las canciones del disco de oro de la Voyager 1

¿Qué canciones contiene el disco de oro de la Voyager 1 de la NASA?

A finales de los 70, la NASA lanzó al espacio dos misiones gemelas: la Voyager 1 y la Voyager 2, encargadas de explorar los planetas exteriores del Sistema Solar y el espacio interestelar, es decir, el espacio entre las estrellas. En discos (o placas) de oro y cobre llevan a bordo grabaciones e imágenes de la Tierra, incluidas canciones que pueden dar una buena idea sobre la humanidad.

voyager-1-nasa-vuelve-a-enviar-datos.jpg

La sonda Voyager 1 'despierta' tras meses de silencio y se comunica con la NASA

En caso de que encuentren alguna forma de vida fuera de nuestro Sistema Solar, esos discos servirán como mensaje.

Las canciones del disco de oro de la Voyager 1

El famoso investigador Carl Sagan y otros miembros del comité de la NASA prepararon el disco de oro como una forma de retratar la vida en la Tierra.

“Solo si existen civilizaciones espaciales avanzadas en el espacio exterior, encontrarán la nave espacial y reproducirán el disco. Aun así, el lanzamiento de esta ‘botella al océano’ cósmico es un mensaje esperanzador sobre la vida en este planeta”, dijo Sagan al momento del lanzamiento.

La playlist del disco de oro de la Voyager 1 es variada: desde música clásica hasta mariachi. Estas son las canciones que contiene:

  • Bach, Brandenburg Concerto No. 2 en F. primer movimiento, Munich Bach Orchestra, Karl Richter, conductor.
  • Java, "Kinds of Flowers," grabada por Robert Brown.
  • Senegal, percusiones grabadas por Charles Duvelle.
  • Zaire, canción de iniciación para niñas pigmeas, grabada por Colin Turnbull.
  • Australia, canciones aborígenes "Morning Star" y "Devil Bird," grabadas por Sandra LeBrun Holmes.
  • México , "El Cascabel”, Lorenzo Barcelata y el Mariachi México.

  • "Johnny B. Goode", Chuck Berry.
  • New Guinea, canción de la casa de los hombres, grabada por Robert MacLennan.
  • Japan, shakuhachi, "Tsuru No Sugomori", interpretada por Goro Yamaguchi.
  • Bach, "Gavotte en rondeaux" de la Partita No. 3 en E major para Violin, interpretada por Arthur Grumiaux.
  • Mozart, The Magic Flute,Reina de la noche aria, no. 14. Edda Moser, soprano. Bavarian State Opera, Munich, Wolfgang Sawallisch, conductor.
  • Georgian S.S.R., coro, "Tchakrulo," de la Radio Moscow.
  • Peru, flautas de pan y tambores, colección de la Casa de la Cultura, Lima.
  • "Melancholy Blues," Louis Armstrong y sus Hot Seven.

  • Azerbaijan S.S.R., gaitas, grabadas por Radio Moscow.
  • Stravinsky, Rite of Spring, Sacrificial Dance, Columbia Symphony Orchestra, Igor Stravinsky.
  • Bach, The Well-Tempered Clavier, Libro 2, Preludio y Fuga enC, No.1. Glenn Gould, piano.
  • Beethoven, Fifth Symphony, First Movement, la Philharmonia Orchestra, Otto Klemperer, director.
  • Bulgaria, "Izlel je Delyo Hagdutin", cantada por Valya Balkanska.
  • Indios Navajos, Canto nocturno, grabado por Willard Rhodes.
  • Holborne, Paueans, Galliards, Almains y Other Short Aeirs, "The Fairie Round", interpretado por David Munrow y la Early Music Consort de London.
  • Solomon Islands, flautas de pan, colección de Solomon Islands Broadcasting Service.
  • Peru, canción de boda, grabada por John Cohen.
  • China, ch'in, "Flowing Streams," interpretada por Kuan P'ing-hu.
  • India, raga, "Jaat Kahan Ho”, cantada por Surshri Kesar Bai Kerkar.
  • "Dark Was the Night," por Blind Willie Johnson.
  • Beethoven, String Quartet No. 13 in B flat, Opus 130, Cavatina, interpretada por Budapest String Quartet.

Recomendaciones

voyager-1-nasa-vuelve-a-enviar-datos.jpg

Cómo hacer la playlist perfecta

Más acerca del autor:.

disco de oro sonda voyager

  • Medio Ambiente
  • Inteligencia Artificial
  • Summit 2024

Jorge Garay

La NASA decodifica un misterioso mensaje de la Voyager 1, incomunicada desde hace meses

Ilustración de la Voyager 1

Desde noviembre de 2023, la sonda Voyager 1 no se comunica adecuadamente con la NASA. Un error desconocido provocó que la nave emitiera un patrón en bucle de ceros y unos, incomprensible y poco útil para los operadores en la Tierra. Cinco meses después, algunos científicos de la agencia espacial han empezado a descifrar la verdadera naturaleza de la críptica señal.

Una parte de los datos ilegibles que emite el subsistema de datos de vuelo (FDS), una de las tres computadoras de la Voyager 1, fue codificada por un ingeniero de la Red de Espacio Profundo de la NASA. Según lo descubierto, los ceros y unos con un orden excéntrico constituyen una lectura de toda la memoria de la FDS. Esta memoria del subsistema de datos de vuelo contiene su código, las instrucciones sobre su misión principal y un registro de las variables en su fuente que provocan un cambio en el comportamiento de la nave. La NASA ha expresado que ahora pueden comparar esas lecturas con las emitidas por la Voyager 1 antes de presentar el fallo para detectar discrepancias en el código fuente.

El trabajo requerirá tiempo. La comunicación con la sonda actualmente toma casi 45 horas debido a su posición, a más de 24 mil millones de kilómetros de la Tierra. Se necesitan 22.5 horas para emitir un diagnóstico y el mismo tiempo adicional para enviar una instrucción, incluso cuando las ondas viajan a velocidades similares a la luz. Es solo cuestión de algunas semanas más para que los expertos consigan corregir el enlace.

Luna S/2023 U1 de Urano.

La larga marcha de las Voyager

Tanto la Voyager 1 como su hermana, la Voyager 2, son los módulos que más lejos han llegado en la historia de los viajes espaciales. Partieron de la Tierra en 1977 con el firme propósito de explorar el sistema solar exterior, visitar cada planeta y después emprender un viaje al espacio interestelar. Llevan consigo un disco de oro que contiene información sobre los seres humanos, la ubicación del planeta, las unidades de medida que se usan en la ciencia y características atmosféricas de la Tierra.

No es la primera vez que las naves enfrentan problemas para comunicarse con la Tierra. En 2023, la Voyager 2 también atravesó un periodo de silencio luego de que se le enviara un comando erróneo. Dicha anomalía desvió su antena principal hasta un punto donde no podía recibir señales de la NASA. Para resolver el inconveniente, los científicos recurrieron a un transmisor superpotente para obligar a la sonda a “voltear” hacia el planeta y recibir el código correcto. El proceso de confirmación fue complejo para el equipo. Tardaron 37 horas en comprobar si la nave funcionaba correctamente.

disco de oro sonda voyager

Los periodos de silencio de las Voyager no suponen una pérdida de información valiosa para los astrónomos. Calla Cofield, portavoz del Instituto de Propulsión a Chorro de la NASA, aseguró a WIRED que: “la ciencia de las Voyager no es algo que necesites monitorear constantemente. Están estudiando esta región del espacio a larga distancia, así que un intervalo de unas semanas no perjudicará esos estudios”.

El vuelo consciente de las naves no será eterno. Ambas portan generadores termoeléctricos de radioisótopos con plutonio-238. En algún momento, esa batería se agotará y todos los servicios de las Voyager se apagarán. Lo único que llevarán son los discos de oro, que contienen toda la información relevante sobre la humanidad tal como era en 1970.

Cómo crear stickers con IA en WhatsApp

Por Patricio González

Astrónomos captan por primera vez la activación de un agujero negro en tiempo real

Por Jorge Garay

Nuevos The Legend of Zelda, Metroid, Mario & Luigi y los títulos más importantes presentados en este Nintendo Direct

Por Gianluca Dotti

También te puede interesar…

La catástrofe del sumergible Titán conmocionó al mundo, pero la historia exclusiva es más inquietante de lo que imaginas.

¿ Qué es el virus H5N2 detectado en un humano y cómo se relaciona con el resto de las cepas de gripe aviar?

📨 Mantente al tanto de las últimas noticias de WIRED desde Google News , en nuestro Canal de WhatsApp o en el newsletter diario.

Martin Mazza, gerente de Tools for Humanity: “ Worldcoin se propone crear una prueba de humanidad para diferenciar entre humanos y robots”.

¿Por qué hemos enviado más peces al espacio que astronautas ?.

El hallazgo de virus gigantes en el Ártico podría ser la clave para acabar con un serio problema planetario.

Starship completa su cuarto vuelo de prueba y por primera vez regresa a la Tierra con éxito

Por Fernanda González

Con muestras nunca vistas del lado oscuro de la Luna, la Chang'e 6 se encamina a la Tierra

Canción mexicana lleva casi 50 años en el espacio, ¿cuál es?

Hace casi 50 años fueron lanzadas las sondas voyager que llevan un disco de oro con canciones y sonidos de todo el mundo..

Descubre cuál es la canción mexicana que se escucha en el espacio gracias al Voyager.

En 1977 las sondas espaciales Voyager fueron lanzadas con el objetivo científico de investigar el universo, pero lo peculiar de este aparto es que lleva un dispositivo con sonidos , canciones y desarrollos científicos por si fueran encontrados alguna vez y entre ellos hay una canción mexicana que lleva casi 50 años en el espacio, ¿sabes cuál es?

De hecho, ambas sondas, llevan consigo un disco de oro con una selección de hora y media de duración de música proveniente de varias partes y culturas del mundo, saludos en 55 idiomas humanos, un saludo del entonces secretario general de las Naciones Unidas y el ensayo Sonidos de la Tierra, que es una mezcla de sonidos característicos del planeta.

Te podría interesar

Voyager 1 se comunica de nuevo con la nasa; ¿qué mensaje envió desde el espacio.

También contiene 115 imágenes donde se explica en lenguaje científico la localización del sistema solar, las unidades de medida que se utilizan, características de la Tierra y características del cuerpo y la sociedad humana.

Este disco fue ideado por un comité científico presidido por el astrónomo Carl Sagan, quien, refiriéndose al mensaje, aseguraba que su objetivo principal no es el ser descifrado, por el hecho de que su simple existencia pone de manifiesto la de los humanos, así como sus esfuerzos por contactar a otras especies inteligentes que pudiesen existir fuera del sistema solar.

NASA revela que la nave Voyager 2 está en buen estado tras perder comunicación

Las Voyager tienen suficiente combustible como para haber aguantado desde 1977 hasta la fecha, y se espera que siga rondando por el inmenso espacio al menos hasta 2025 o poco después y es el objeto creado por el hombre que más lejos ha llegado.

¿Y la canción mexicana?

El disco discos tienen un diámetro aproximado de 30 centímetro y contienen tanto imágenes , como saludos, sonidos, música, entre más.

Pero ¿cuál es la canción mexicana que está viajando por el espacio desde hace casi 50 años?, pues se trata de El Cascabel, un huapango mexicano del estado de Veracruz que fue compuesto por Lorenzo Barcelata Castro e interpretado por Antonio Maciel y Las Aguilillas con El Mariachi mexicano de Pepe Villa.

Esta pieza mexicana es de las únicas dos en español que viaja por el espacio, si no es que es la única, junto a otras canciones del resto del mundo en diferentes idiomas.

Dicha canción fue elegida por científicos como Carl Sagan, algo que lo hace mucho más interesante todavía.

En 1977 las sondas espaciales Voyager fueron lanzadas con el objetivo científico de investigar el universo, pero lo peculiar de este aparto es que lleva un dispositivo con sonidos, canciones y desarrollos científicos por si fueran encontrados alguna vez y entre ellos hay una canción mexicana que lleva casi 50 años en el espacio y ahora sabes sabes cuál es.

IMAGES

  1. De Mozart a Chuck Berry: el disco para aliens de la Voyager cumple 40 años

    disco de oro sonda voyager

  2. NASA reúne las pistas de los discos de oro de las Voyager

    disco de oro sonda voyager

  3. El disco de oro de la Voyager no sirve de nada

    disco de oro sonda voyager

  4. Un lugar para aprender. 6º Primaria: EL DISCO DE ORO DE LA SONDA VOYAGER

    disco de oro sonda voyager

  5. 40 Years Out, NASA's Twin Voyager Probes Inspire Golden Record Revivals

    disco de oro sonda voyager

  6. The Golden Record in Pictures: Voyager Probes' Message to Space

    disco de oro sonda voyager

COMMENTS

  1. Disco de oro de las Voyager

    Sonidos de la Tierra. El disco de oro de las Voyager (titulado en inglés como "The Sounds of Earth", en español como Sonidos de la Tierra) son dos discos fonográficos de cobre bañado en oro y de 30 cm de diámetro [1] que acompañan a las sondas espaciales Voyager, lanzadas en 1977 y que tardarán 40 000 años en alcanzar las proximidades de la estrella más cercana a nuestro sistema solar.

  2. Voyager

    The Golden Record. Pioneers 10 and 11, which preceded Voyager, both carried small metal plaques identifying their time and place of origin for the benefit of any other spacefarers that might find them in the distant future. With this example before them, NASA placed a more ambitious message aboard Voyager 1 and 2, a kind of time capsule ...

  3. El contenido de los discos de oro que las sondas Voyager entregarán a

    Verano boreal de 1977. El Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, en agosto y setiembre, daba los vistos buenos para que las sondas Voyager 1 y 2 fueran enviadas a las afueras de nuestro ...

  4. Voyager 1 and 2: The Interstellar Mission

    Voyager 2 también tomó imágenes de Urano y Neptuno. En conjunto, la misión Voyager descubrió 22 lunas. ... Por lo cual, si vida inteligente encuentra alguna vez estas naves espaciales, ¡podrán saber acerca de la Tierra y de nosotros! Foto del disco de oro que se envió al espacio en ambos Voyagers 1 y 2. Imagen crédito: NASA/JPL-Caltech.

  5. CONTENIDO DEL DISCO DE ORO DE LAS SONDAS VOYAGER

    Sonido cogido del programa DOCUMENTOS de Radio Nacional de España del 16-12-2017.Ambas sondas, la Voyager 1 y la Voyager 2, llevan consigo un disco de oro co...

  6. Esta sonda espacial lleva un mensaje para los extraterrestres

    De esta forma, primero la Voyager I, y a continuación la Voyager II, se convirtieron en los primeros objetos humanos en alcanzar el espacio interestelar.Pero no solo eso, pues ambas sondas destacan sobre otras misiones por contar cada una con un disco de oro repleto de mensajes en forma de imágenes y sonidos, incorporados con el objetivo de transmitir información sobre la Tierra a cualquier ...

  7. NASA reúne las pistas de los discos de oro de las Voyager

    Las Voyager 1 y 2 portaron discos de oro con audios, sonidos, saludos en diferentes lenguas e imágenes para servir como mensajeros interestelares.

  8. Este es el mensaje que los humanos enviaron a posibles ...

    El miércoles, la NASA conmemoró 40 años de que la sonda Voyager 2 hiciera su acercamiento más próximo al planeta Saturno. Actualmente, la Voyager 1 y su compañera la Voyager 2 están en el ...

  9. Este es el mensaje que los humanos enviaron a posibles extraterrestres

    Actualmente, la Voyager 1 y su compañera la Voyager 2 están en el espacio interestelar y llevan consigo un disco de oro que contiene una serie de imágenes y audios sobre los humanos y la Tierra.

  10. ¿Qué información hay en los discos de oro de las sondas espaciales Voyager?

    La premisa detrás de estos discos de oro es fascinante: si alguna civilización avanzada encuentra las sondas, reproducirán este compendio de la humanidad. Cada disco, envuelto en una funda ...

  11. Voyager, la misión más longeva de la NASA, cumple 45 años en el espacio

    Lanzadas en 1977, las sondas gemelas Voyager son la misión de operación más larga de la NASA y las únicas naves espaciales que ha explorado el espacio interestelar. Las sondas gemelas Voyager de la NASA se han convertido, en cierto modo, en cápsulas del tiempo de su era: cada una lleva un reproductor de cintas de ocho pistas para grabar ...

  12. Golden Disc de las Voyager: un mensaje al universo

    07 Jul, 20234min lectura. Las dos sondas del Programa Voyager lanzadas en 1977 al espacio por la NASA tenían como misión explorar los planetas exteriores de nuestro sistema solar. Les acompaña un disco de gramófono fabricado de cobre y cubierto en oro que contiene un mensaje para dar a conocer la existencia de vida en la Tierra a posibles ...

  13. Voyager Golden Record

    il Voyager Golden Record. Copertina del disco. Il Voyager Golden Record è un disco per grammofono inserito nelle due sonde spaziali del programma Voyager, lanciato nel 1977, contenente suoni e immagini selezionate al fine di portare le diverse varietà di vita e cultura della Terra. È concepito per qualunque forma di vita extraterrestre o per la specie umana del futuro che lo possa trovare.

  14. Voyager 1

    El disco de oro de las Voyager (titulado en inglés como "The Sounds of Earth", en español como Sonidos de la Tierra) son dos discos fonográficos de cobre bañado en oro y de 30 cm de diámetro que acompañan a las sondas espaciales Voyager, lanzadas en 1977 y que tardarán 40 000 años en alcanzar las proximidades de la estrella más cercana ...

  15. Voyager

    Imagen de la cubierta del disco de oro a bordo de la Voyager 1. Ambas sondas llevan consigo un disco de oro con una selección de hora y media de duración de música proveniente de varias partes y culturas del mundo, saludos en 55 idiomas humanos, un saludo del entonces secretario general de las Naciones Unidas y el ensayo Sonidos de la Tierra ...

  16. El disco de oro: Los sonidos de la Tierra

    En el eventual caso de que alguna forma de vida fuera de nuestro sistema solar encuentre una de las sondas Voyager, se pretende que el disco de oro funcione como mensaje. El Dr. Carl Sagan y otros ...

  17. ¿Por qué hay 14 púlsares en los discos de las Voyager?

    El papel del hidrógeno. Los discos de oro de las Sondas Voyager. Este mapa indica la posición y el período de rotación de 14 púlsares, y también indica la distancia relativa del Sol al centro de la galaxia (que es la linea que se extiende hacia la derecha y es mucho más larga que las demás), de tal modo que, si estuvieses fuera del ...

  18. Un disco de oro, o dos, para la eternidad.

    La idea fue del científico y divulgador Carl Sagan, y es un disco de oro que durará miles de millones de años. No importa si la Tierra desaparece, ese disco, o discos, pues son dos, seguirán existiendo. Seguirán viajando por los confines del universo, incrustados en su respectivas sondas espaciales, el Voyager I (Viajero/a 1) y el Voyager II.

  19. ¿Qué canciones contiene el disco de oro de la Voyager 1 de la NASA?

    La playlist del disco de oro de la Voyager 1 es variada: desde música clásica hasta mariachi. Estas son las canciones que contiene: Bach, Brandenburg Concerto No. 2 en F. primer movimiento, Munich Bach Orchestra, Karl Richter, conductor. Java, "Kinds of Flowers," grabada por Robert Brown. Senegal, percusiones grabadas por Charles Duvelle.

  20. LA MÚSICA DEL DISCO DE ORO DE LAS VOYAGER

    Todas las canciones del disco de oro de las sondas Voyager que enviamos con la esperanza que algún día otra civilización extraterrestre sepa de nuestra exist...

  21. La NASA decodifica un misterioso mensaje de la Voyager 1, incomunicada

    Ambas portan generadores termoeléctricos de radioisótopos con plutonio-238. En algún momento, esa batería se agotará y todos los servicios de las Voyager se apagarán. Lo único que llevarán son los discos de oro, que contienen toda la información relevante sobre la humanidad tal como era en 1970.

  22. DISCO DE OURO da SONDA VOYAGER

    A bilhões de quilômetros da Terra, discos idênticos de ouro vagam pelo espaço a bordo das sondas gêmeas Voyager 1 e 2, lançadas em 1977. E podem ser a nossa ...

  23. Canción mexicana lleva casi 50 años en el espacio, ¿cuál es?

    Esta pieza mexicana es de las únicas dos en español que viaja por el espacio, si no es que es la única, junto a otras canciones del resto del mundo en diferentes idiomas. Dicha canción fue elegida por científicos como Carl Sagan, algo que lo hace mucho más interesante todavía.. En 1977 las sondas espaciales Voyager fueron lanzadas con el objetivo científico de investigar el universo ...